23.1.07

Track 36: Girls just wanna have fun...

El otro día iba sentada (como tantas veces) en el Metro, con la mirada perdida y cara de desaliento (así como video Emo). La cosa es que de repente dejé mi egocéntrico desaliento de lado y posé mi vista en los pies de la gente que iba parada, delante mío. Observé, sobre todo, esos tobillos femeninos hinchados, equilibrados sobre esos dos zancos de los que no son para payasos, sino para mujeres, conocidos como tacos (para los del intranjero... tacones para los del extranjero). Subiendo la vista, observé a muchas otras mujeres con pantalones apretados evidenciadores (y provocadores) de celulitis (la ropa apretada favorece la acumulación de porquerías bajo la piel) y de michelines varios... hasta que llegué al sector busto y pude percatarme del recurrente uso del push-up.
Ahora bien ¿cuál es la novedad? Ninguna. He visto la misma indumentaria una y otra vez. La diferencia es que ahora estaba carente de ideas para el blog, así que me hizo "click" y decidí que iba a escribir sobre el flagelo de ser mina.

¡Sí, un flagelo! Y es que usted, varón, no tiene que:

1. Depilarse. Usted puede dejarse todos los pelos que quiera, y la dama en cuestión no alegará; inclusive, lo encontrará sexy (nada más matapasiones que un lampiño in extremis). En cambio, la mujer tiene que estar constantemente retirando todos aquellos vellos indeseables socialmente, mediante mil métodos, de lo contrario se tornará un objeto indeseable por el macho alfa en cuestión (nada más matapasiones que una peluda in extremis). Ya sea al medieval style (cera), al posmoderno style (con cremas tóxicas que disuelven mágicamente los pelos y que arden como el infierno si tiene la mala suerte de tener aunque sea un mínimo rasguño), a lo pudiente style (con esas máquinas láser tipo espada Jedi) o con la clásica, práctica y unisex rasuradora (porque aunque Gillette saque una rasuradora que supuestamente es para mujeres y otra para hombres, funcionalmente es lo mismo pero con el mango de otro color), la mujer debe arreglárselas para hacerle honor al apelativo de "pierna suave".

2. Usar tacos. Objetivamente, son una tortura. Ademas de provocar problemas de circulación y dolores de espalda, también hacen que los pies femeninos estén más propensos a sufrir esguinces (con estas calles tan premodernas que nos gastamos) y a la aparición de los antiestéticos "juanetes" ("hallux valgus", para los letrados). ¿Cuál es la gracia? Me imagino que la gracia de un buen taco es que estiliza las piernas; se ven mas largas, por ende delgadas, y acentúan la forma de las pantorrillas. Estéticamente son una maravilla, no hay duda...

3. Batallar contra la celulitis. Aunque la celulitis no es propiedad exclusiva del sexo femenino, sí es más común en ellas. En las piernas, sobre todo. Peor aún: tampoco es propiedad exclusiva de las mujeres excedidas de peso. Estéticamente horrendo, no hay duda...

4. Sufrir dolores ni molestias menstruales. ¿Qué mujer no ha maldecido alguna vez en la vida ser ídem por eso? Aparte, objetivamente lo encuentro como poco higiénico... hasta horroroso... Los hombres están el mes entero con "free pass"; no se vale. Además, no tienen que preocuparse por elegir la toalla o el tampón adecuado... con alitas, sin alitas, tela suave, tela malla, con aloe vera, con manzanilla, para los colaless (si, qué horror), de colores, con olores, con neutralizador de olores, con aplicador, que el hilito, que se me corrió la toalla, ay weona, mírame si tengo algo, tengo que ir al baño, etc. (aunque igual era útil presentarlo como excusa para no hacer gimnasia en el colegio...)

5. Preocuparse si tiene el busto cabizbajo. La mujer tiene que estar permanentemente lidiando con el "cómo se ven las lolas", debido a que en nuestra cultura son considerados objeto sexual de primer orden (en otras partes no es tan así), por lo que comprar sostenes puede ser toda una travesía: con push-up, sin push-up, con push-up desmontable (que no es otra cosa que una esponja que va por dentro y que es removible), con tirantes, strapless (sin tirantes), lisos, de encaje, de colores, etc. La idea es que las lolas se vean bien situadas. Ahora bien, cuando uno utiliza este tipo de métodos para levantar todas esas cosas que la ley de la gravedad atrae hacia el centro de la Tierra, me pregunto: a la hora de mostrarse sin la indumentaria frente al varón ¿no provoca decepción? Es decir, si la localización fuera de foco es muy notoria, no habrá un push-up invisible que mantenga el sector en la posición deseada al desnudarse... O sea, pienso que es crear falsas expectativas... Bueno, al final la cosa funciona más o menos así: uno anda con todas las cosas bien posicionadas y todas las pifias lo mejor tapadas posible, conquista al macho alfa, luego se van a la cama y puede suceder: a) que el macho se decepcione, la encuentre finalmente fea y flácida y vaya a buscar a otra que lo ilusione de nuevo; b) que le dé lo mismo la localización de sus lolas y su flacidez (si sucede eso, ¡ALERTA!, pues es muy posible que se encuentre ante un buen hombre que la quiera de verdad... una rareza, hoy por hoy).

6. Maquillarse. Da lo mismo si usted, varón, tiene ojeras, cara de culo, alguno que otro granito, bigotes, etc. En este ítem entra: encrespar pestañas, poner base de maquillaje, rubor, polvo compacto, sombra, delineador de ojos, rímel, lápiz labial, delineador labial, brillo labial, etc. Unas mejor que otras, la gran mayoría de las mujeres utiliza algunos de estos instrumentos para resaltar rasgos u ocultar defectos; que algunas lo logren mejor que otras, es tema aparte. Ahora bien, una dama debe aprender cómo maquillarse, pues es todo un arte. Aquella que no sepa manejar este arte, lo más probable es que este eventual aliado resulte un enemigo de su belleza personal (terminando como travesti o prostituta).
El macho alfa anda con cara de culo y no le importa a nadie. Tiene granos en la cara y no los oculta porque es macho. No se ve desabrido sin rubor. Tiene bigotes y no tiene que sacárselos de forma recurrente. En suma: un favorecido por las convenciones sociales.


Pienso ahora en todas esas mujeres excedidas de peso que circulan por la calle con los pantalones o faldas que le apretan de tal modo que el michelín pareciese que saldrá rodando. Me estuve preguntando cómo hay gente que es capaz de aguantar estar todo el día con ropa apretada de ese modo y por qué lo hacen, si la cosa se soluciona comprando ropa una o dos tallas más grandes. Especulé al respecto que: a) son mártires de la antiestética (porque puta que se ve horrendo eso); b) no asumen su peso: si lo hiciesen, no tendrían problemas en comprar la ropa de su talla real. ¿Para qué meterse a presión en un pantalón talla 40 o 42 si en realidad eres 44 o 46? Yo creo que es como una ilusión mental... comprar ropa de talla 46 puede ser una tortura, porque ¡oh cielos, que estoy gorda!, pero comprar talla 42, aunque se te salga la grasa por todos lados, finalmente entraste en ellos, entonces ¡no estás tan gorda después de todo!.
De hecho, las que más me provocan admiración son aquellas que tienen un sobrepeso notable y andan con tacos y con la ropa muy apretada; imaginen, si para una flaca es doloroso andar con tacos, una mujer muy excedida de peso debe cargar TODA SU HUMANIDAD en ese calzado. Además, debe andar todo el día medio asfixiada por la pretina del pantalón. Pienso en el alivio que deben sentir al llegar a la casa, sacarse esos zapatos y desabrocharse el pantalón.
Pero si lo pensamos, el flagelo femenino de la ropa no es exclusivo del mundo moderno. Baste recordar el tan popular corset, ese instrumento que servía para acentuar y disminuír la cintura de la mujer y que provocaba inclusive sufrimiento (debido a la excesiva presión que realiza tal prenda sobre las costillas, al punto que muchas mujeres ni siquiera podían respirar bien), el que debía soportarse estoicamente. Por lo menos era estéticamente agradable.

Ahora, ¿por qué como mujeres tenemos que aceptar este dolor autoimpuesto? Es más: ¿será un dolor autoimpuesto o mera reproducción? ¿Y es que acaso es posible rebelarse contra este flagelo sin ser considerada activista femenina o lesbiana? Al final, tendríamos que ponernos todas de acuerdo y empezar a rebelarnos al mismo tiempo... de otro modo, la que lo haga sola al final terminará cediendo porque se va a quedar solterona... o encontrará un hippie barbón y cochino al que no le importen las axilas y piernas peludas, los bigotes en el rostro, la carencia de maquillaje y la flacidez... ¡qué suerte!... ¿o no?
Y bueno, pensando por qué las mujeres tenemos que aceptar y reproducir todas estas torturas, me remonté a los tiempos bíblicos y tengo una sola cosa que decir:



EVA CONCH&@#%@#&%!!!


Saludos.



Eres ciudadana de segunda clase sin privilegios y sin honor.
Porque yo doy la plata estás forzada a rendirme honores y seguir mi humor.
Búscate un trabajo, estudia algo, la mitad del sueldo y doble labor.
Si te quejas, allí esta la puerta, no estás autorizada para dar opinión.
Corazones rojos... corazones fuertes...

¡Hey! mujeres, ¡Hey! mujeres.

De tu amor de niña sacaré ventaja,
de tu amor de adulta me reiré.
Con tu amor de madre dormiré una siesta,
y a tu amor de esposa le mentiré.

Nosotros inventamos, nosotros compramos, ganamos batallas y también marchamos.
Tú lloras de nada y te quejas de todo, para cuando a veces nos emborrachamos.
Corazones rojos... corazones fuertes...

¡Hey! mujeres , ¡Hey! mujeres.

En la casa te queremos ver, lavando ropa, pensando en él,
con las manos sarmentosas y la entrepierna bien jugosa.
Ten cuidado de lo que piensas, hay un alguien sobre tí...

Seguirá esta historia, seguirá este orden,
PORQUE DIOS ASÍ LO QUISO, PORQUE DIOS TAMBIÉN ES HOMBRE!!!


Corazones Rojos
Los Prisioneros
Corazones (1990)
EMI Odeon

17 comentarios:

Daniel de Witt dijo...

Para mi gusto, el ideal de mujer es descalza, a cara lavada y en pijama o camisón.
No me gustan las mujeres pintarrajeadas como un grafiti callejero ni con artificiales instrumentos para realzar mundanos atributos.
¿Seré un rara avis?
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Te falto la tortura del cabello!!! y de las cremas!!

- El hombre usa cualquier champú, el que tenga a la mano... hasta el rinso les sirve... peor una pasa horas en el supermercado escogiendo el champú, acondicionador, crema de painar, mascarilla... etc.
Pero eso no es todo... el hombre sale de la casa sin tocarse el pelo (excepto los mas formales)... y una, que con la plancha, que el secador, que el pinchecito, etc.
Pero hay más! El teñido: Cuando eres joven quieres el colo de moda... Cuando eres vieja, simplemente quieres tapar las canas.

- Y las cremas... los hombres usan cualquier crema, no diferencian entre una crema de limpieza, una crema hidratante, una humectante... o si es para piel grasa o seca... o si es bloqueador o si es "after sun"... o si es para cara, cuerpo o para las manos... o para la celulitis, o si es reafirmante... En asuntos de cremas, cualquier micro les sirve!!!

Ahora bien... siempre me pregunto si todo esto sera solo un invento de las industrias cosmeticas... antes para mi cabello solo usaba champú y balsamo... y ahora te venden el pack (por una modica suma) de champu, acondicionador, crema de tratamiento, y crema para peinar... y si lees las indicaciones, la letra chica siempre señala "para optimos resultados use el sistema completo de Pantene Pro-V"... o sea, para que tu pelo quede liso, con "rizos hidratados" no basta comprar el solo champú o la crema para peinar... si no que debes seguir todo el tratamiento!!!!

En fin! así es la vida, no?

Pame

Pedro dijo...

Jajaja...que puedo decir...
todos somos víctimas de las constantes que impuso el que estuvo en primer lugar...
puta... si un hombre quiere, a su vez, verse bien, o es cartucho, o latin lover o simplemente maraco, igual estamos cagados al tener que ser siempre el macho recio, impulsivo, agresivo, indiferente, sino, algo raro pasa o se te queda la pata atrás.

viste... tamos todos cagados, mejor vamonos donde Cobain y cantamos con el pq yo soy su mejor imitador y wea.
chao,

Diego Viñas dijo...

Los hombres podemos tener solamente un orgasmo por vez (por más que algunos hablen de los orgasmos múltiples también en los hombres), y cada vez que terminamos tenemos que comernos diez kilos de carne para recuperar "todo lo que se ha llevado el amor" o sea no se quejen carajo!
Besos Fran

Alvaro Horta Calzada dijo...

Me encantó tu espacio. No estoy de acuerdo con que vivan ese calvario, principalmente con los números 1, 2 y 6. Nadie las obliga a eso.

Seguiré pasando.

Saludos!

Anarko-Kapitalista dijo...

¡Es niñito, es niñito!

:P

Crackhitler dijo...

jAJAjajajjaJAJAJAjaJAjaAJjaajaJAA....

ELLA EN LA CAMA dijo...

ahhh toda la razón en lo q detallaste.

excelente blog

SDVB dijo...

hola melómana
una vez más me reí con los puntos humorísticamente tocados y muy ciertos por lo demás. Lo peor para mí son esos terribles, horrorosos y molestos dolores menstruales.


saludos ;-) no te pierdas

Anónimo dijo...

Bueno, he vuelto de mis vacaciones en Afganistán y he notado la pre-modernidad de las sociedades del Asia menor, aún así, prefiero vivir en la pre- postmodernidad, es mejor que otros lugares......
Tu pseudo-ensayo está bueno igual, como casi siempre, y no voy a emitir comentarios porque soy hombre, y como Dios así lo quizo, porque también es hombre, no tengo que sufrir todas esas desgracias.
Bueno, cuidate, tu cyber amigo preferido (aunque lo niegues)
Niklas Weber

Faaip de Oiad dijo...

no son horas de postear, cyber amigo... deberías estar durmiendo...
después te va a retar tu mamá...

identifícate de una vez por todas, maldita sea!!!

olvidé mencionar que dejar con la duda a una mujer es pecado...

saludos.

E.P.V. dijo...

Hola !!


El delirio absoluto !


Saludos !


www.elviejosobreviviente.blogspot.com
www.thepittasshow.blogspot.com
www.elbuenchilenazo.blogspot.com

Crackhitler dijo...

Qué altanero el comentario anónimo...y qué desesperado el llamado a mostrar la identidad por parte de la bloggera....yiuuu...son cyber pololos lalalala

Diego Viñas dijo...

Fran y si te rescatás y actualizás?
Esta todo bien que haya aparecido tu padre, pero no me parece razón para dejar huérfanos a tus lectores...

FreePass dijo...

Está bien, de acuerdo... ser mujer es infinitamente más difícil que ser hombre... pero no es necesario ser un hippie para aceptarlas así no más :S

además todos hacemos "pequeños" sacrifcios en pos de la moda y ser agradables para el sexo opuesto... aunke a pesar de ser lampiño ni cagando me pongo pelos pa parecer más sexy si trato de hacer ejercicios todos los días aunke el ácido láctico me haga cagar al otro día ajajajaja

pero si, las mujeres parece que siempre son más exigidas en todos los ámbitos... si no son bonitas, no consiguen pareja... si no son exitosas son fracasadas... si son exitosas son comehombres...

no hay por donde ¬¬

maldita sociedad

Peblunk dijo...

La sociedad es igualmente ruda con los hombres a tener cuidado con lo que se dice. Quizas en cosas fisicas y de belleza se ha ensañado mas la historia y la naturaleza con las mujeres pero para los hombres hay hartas cosas bien complicadas. A pensar en esto.

Peblunk dijo...

Ademas concuerdo con que las mujeres en pijama, descalzas!!!! y sin maquillaje se ven de lo mas lindas. Creo que hay muchos hombres que piensan eso si no es la mayoria. Puta me encantan los pies de las minas. Tambien hay que decir que tiene que ser una mina piola, a uno no le gusta cualquier mina tampoco.