2.6.06

Track 27: La Musicoterapia


Más de alguna vez deben haber escuchado el término "musicoterapia". Pues bien, hoy me dió la weá y me puse a averiguar un poco más sobre esta técnica, al parecer ampliamente difundida. Por definición, la musicoterapia "es una técnica terapéutica que utiliza la música en todas sus formas con participación activa o receptiva por parte del paciente."(Congreso Mundial de Musicoterapia, París, 1974). ¿Alguna vez ha oído hablar del "efecto Mozart"? Esa misma weá.
Para todos los que aman la música -o determinado tipo de música- tanto como yo, no les debe parecer extraña la capacidad que tiene la música de curar, deprimir o alegrar, excitar, recordar, etc.; lo que la musicoterapia pretende es llevar esto al plano más científico y estudiar los efectos que ejerce la música sobre la materia, para, de esta forma, dirigir determinado tipo de música a determinado padecimiento.
Hans Jenny, al que podríamos calificar como un loco lindo o simplemente un genio, ha trabajado en este tema, llegando a demostrar que mediante los sonidos se pueden lograr complejas figuras geométricas infinitas (bien Toolera la cosa...), las cuales van variando por el cambio de tono, la armonía y el material que se hace vibrar (¿qué figura formará un vibrador vibrando al ritmo del reggaeton? Medítelo...). Estos sonidos emitidos van generando patrones y crean campos de energía resonante, los que van alterando delicadamente varios patrones rítmicos corporales, como la presión arterial, el pulso y la respiración.
Respecto a esto, se han demostrado varias cosas:

1. La música alta y ruidosa puede elevar la temperatura corporal, mientras que la suave y cadenciosa puede disminuírla (¿Será por eso que los rockeros en general son tan califas?). Consejo: si anda con el kino acumulado, escuche algo bien fome, como Coldplay... de seguro su líbido disminuirá considerablemente con esa música desabrida.

2. La música de niveles elevados, es decir de más de 60 "golpes" por minuto, provoca que respiremos más rápidamente de lo que lo hacemos normalmente; esto nos puede llevar a pensamientos dispersos, conductas impulsivas, cometer errores o sufrir accidentes. En este caso, creo que un buen bolero de Luismi(guel) puede salvarnos la vida.

3. El corazón humano está sintonizado de forma particular con la música (siempre lo supe weón... siempre lo supe...), por lo que las pulsaciones responden a todas las variables musicales, ya sea ritmo, frecuencia o volumen; por lo mismo, un ritmo rápido hará que palpite más fuerte, y viceversa. Es decir, la música puede actuar como un calmante natural. Ese es el motivo por el cual los ritmos demasiado fuertes pueden provocarnos una activación tal que incluso lleguemos al daño físico. En este caso, me parece prudente recurrir a la música de algún cantante mexicano de poca monta, como Luis Fonsi (?) y Cristián Castro (?).

- Reflexiones:

1. El rock me cagó del mate.
2. El punk es satánico, suicida y puede provocar paros cardíacos; el gótico y el doom, en cambio, son celestiales, disminuyen las intenciones de suicidio, alegran la vida y mantienen sano tu corazón. Lamentablemente, aún no se puede estudiar en detalle los efectos positivos para el ser humano de este tipo de música, ya que el 99.9% de los sujetos de estudio se quedaron dormidos antes que terminara la primera canción.
3. La música de Radiohead es bipolar; sus integrantes, también.
4. Coldplay es un grupo sumamente bueno para el ser humano promedio; por desgracia, se ha demostrado que para el ser humano amante de la buena música, no.
5. El reggaeton, el axé, la cumbia y el tecno, provocan accidentes. Hágale caso a Segurín y no escuche esos ritmos dementes.

- Reflexión Final:

El creador de esta cagá de terapia era un rockero frustrado, amante de la música ortodoxa (del verbo "como el orto"), dueño de un sello discográfico gótico/doom, donde también hay cabida para baladistas mexicanos de poca monta y para grupos copia chanta como Coldplay o Creed.
Permítanme decirles que he descubiertos que hay miles de sociedades de musicoterapia repartidas por el mundo, tanto a nivel macro como micro. Por tanto, es justo decir que es otra de las tantas sectas ocultas en la sociedad con fines imperialistas (recordar los esperantistas...).


Querido inventor de la musicoterapia y seguidores de la secta: permítanme expresarles que me paso por la raja sus pretensiones científicas ordinarias...

¡Y QUE VIVA EL ROCK!

Amén.


"Y me gusta el rock, el maldito rock.
Siempre me lleva el diablo, no tengo religión.
Quizá este no era mi lugar,
pero tuve que nacer igual..."








El Revelde

La Renga
La Renga
Polygram (1998)



Powered by Castpost

10 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajajaja

dejame decirte que estas mal informada... el idolo de multitudes Luis Fonzi es boricua!!! si!! de la misma tierra de Ricky!!!!


jajajajaja

esa wea se nota en el acento poh Fran... me extraña araña! :P


que estes bien... chauuuuuuuuu


Pame

Faaip de Oiad dijo...

jajajajaj y que se yo como habla o como canta si con cuea le conozco el nombre!!! jajajajaja

ya chau

Anarko-Kapitalista dijo...

Pero Fran, esos son conocimientos de cultura general... o sea, no cachabai a la Paty Mesa y ahora esto? Me decepcionas...

Y déjate de escuchar música satánica. Coldpplay es la solución a tus problemas.
O la reggaetología, con curas de gasolina.

Ya, eso nomás. Saludos.

Arwen_Aletheia dijo...

Me da la idea que el tema de la musicoterapia se preocupa mucho por el ritmo pero no por los tonos mismos, que traen una carga emocionar propia (y shuper loga).

Tendría que investigar para desechar mi hipótesis o... nada, ya que encontrar cosas que avalen lo que digo no lo comprobarán (deductivismo y weas varias).

Y el maldito rock la lleva, y el doom también, pero más el progre y que tanto! xD

ele

Crackhitler dijo...

Si necesitas una encarnación empírica, material y real de la musicoterapia, te paso el dato de que hay varios musicoterapeutas que se reunen diariamente en la Universidad Pérez Rosales...si: ahí dictan la carrera de Musicoterapia jajaja...asi que podemos ir a quemarles la wea..(no mentira, mi primo estudia ahí, pero no Musicoterapia, asi ke no lo dejemos sin templo del saber).

En fin, si esta cosa es verdad, definitivamente Mike Patton es la banda sonora de los Bipolares.

Saludos.

Maynard dijo...

Si la múdica tiene teles poderes sobre nuestra salud, definitivamente Tool debiera curar el sida. ¿O le falta poder?

Diego Viñas dijo...

Absolutamente de acuerdo. Y viendo tus links me di cuenta que tenemos los mismos gustos musicales si hasta te acordás de Kyuss. Buen oido carajo!!!

Ohhhmmmm dijo...

Ojala Gil culia'o ignorante que con las vibraciones aweona'o, se dice, se te lleguen a para los pelos del culo, anarko a los 20 y chupa polla a los 40, Chile, y los aweonados hijos de Pinochet, y a la mierda con todos los weones rockeros.
y no por leer un artículo sobre la musicoterapia, lo entendiste, te repito a la mierda con tu caga de rockera.

Faaip de Oiad dijo...

podrías postear los subtítulos de tu comentario???

en realidad, no se entiende nada... creo que tu ignorancia te supera, a tal extremo que no eres capaz de redactar un comentario con unas puteadas indecentemente decentes, cosa que la otra persona se sienta aludida

=)

eres simplemente un pobre weón... y tu comentario me lo tomo con la liviandad que tu coeficiente intelectual se merece ;)

Faaip de Oiad dijo...

ahh y me visitás desde uruguay??

haberlo dicho antes...

voy a buscar un traductor lengua de los ignorantes uruguayos-español decente...

capaz que google tenga uno...